La cantante irlandesa Sinéad O’Connor anunció que se retirará definitivamente de la música cuando en enero de 2022 lance «No Veteran Dies Alone», su nuevo disco de estudio.

«Esto es para anunciar mi retiro de las giras y el trabajo en la industria discográfica. Estoy envejeciendo y estoy cansada», escribió la artista en su cuenta personal de Twitter.

«No es una noticia triste. Es una noticia asombrosamente hermosa. Un guerrero sabio sabe cuándo debe retirarse», agregó:

O´Connor expresó que su carrera «fue un viaje de 40 años» por lo que destacó que «es hora de poner los pies en la tierra y cumplir los sueños».

La serie de tuits escritos para anunciar su retiro culminó con un irónico pedido de disculpas a mánagers y empresarios por su decisión, al sentenciar que el haber escrito su libro biográfico le hizo saber que era su «propia jefa» y que «no necesitaba pedir permiso a los hombres» para elegir el momento de dar a conocer esta noticia.

Poco después agregó que «siempre he querido ser uno de los artistas involucrados en la presentación y tutoría de ‘The Voice’ en Irlanda… Pero nunca tuve la libertad de hacerlo. Ahora sí.
Entonces, si alguna vez me quieren, pueden contactar a mis representantes».

La talentosa artista nacida en Dublín tuvo una impactante aparición en la escena musical mundial a nivel masivo en 1990 cuando alcanzó el éxito con la balada «Nothing Compares 2 U», escrita por Prince.

Sin embargo, la ascendente carrera de la estrella irlandesa tuvo un duro revés cuando en octubre de 1992 rompió una foto del entonces papa Juan Pablo II en medio de una actuación en el legendario programa televisivo estadounidense «Saturday Night Live», tras cantar «War», de Bob Marley, para denunciar los abusos sexuales contra menores en la Iglesia.

A partir de esto, a la artista se le empezaron a cerrar puertas en la industria, con cancelaciones de shows, vetos para actuar en diferentes lugares y una fuerte campaña que la estigmatizó para siempre.

Años después O’Connor reconoció padecer de trastorno bipolar y preocupó a sus fans en más de una oportunidad, sobre todo en los últimos tiempos, con publicaciones en redes sociales en donde alertaba sobre su mal estado psíquico.

Particularmente, en 2017 causó conmoción un video en donde se la veía encerrada en una habitación, en medio de un llanto, afirmando que tenía pensamientos suicidas.

Además de su labor en lo que será su último disco, según ella misma aseguró, la cantante fue noticia en los últimos años también por su conversión al Islam en 2018 y por unas declaraciones recientes en donde reiteró una vieja denuncia contra Prince por un intento de abuso en los tiempos en los que trabajaban juntos en el hit que los unió.

FUENTE: PromoRadio