El exlíder de Oasis, Liam Gallagher, ha preocupado a sus seguidores tras publicar una impactante foto con la cara magullada. Según él mismo ha comentado, todo sucedió mientras se dirigía hasta la Isla de Wight para un concierto.

El cantante británico Liam Gallagher ha sorprendido a muchos de sus fans con una impactante imagen de su rostro. A través de su cuenta de Twitter, el exlíder del grupo Oasis anunciaba que había sufrido un inusual accidente en las últimas hora que le había dejado unas visibles secuelas.

En la imagen, el británico aparece con la cara magullada y una tirita en su nariz, algo que rápidamente ha hecho saltar las alarmas entre los seguidores del intérprete de Wall of Glass. Según él mismo ha explicado a través de un tweet, las heridas de su cara se deben a un aparatoso accidente sufrido tras caer desde un helicóptero.

“Así que mira esto, me caí del helicóptero anoche. No podrías predecir estas cosas. ¿Quién dijo que Rock and Roll está muerto? Keith Moon, come tu piel de tambor”, aseguraba el cantante en sus redes sociales, bromeando con lo ocurrido tras su accidente y aludiendo al fallecido baterista del grupo The Who, conocido por su excéntrico comportamiento autodestructivo.

Liam Gallagher se precipitó al suelo desde el helicóptero mientras regresaba de su última actuación en el Festival de la Isla de Wight, celebrado en Newport, Inglaterra. Eso sí, el cantante no ha dejado pasar la oportunidad de agradecer a los fans que estuvieron presentes este pasado sábado en su concierto, a pesar de sus importantes lesiones.

Pocas horas antes, sus seguidores ya sospechaban que algo debía haber ocurrido, pues el propio cantante empezó a compartir extraños mensaje, pensando en la suerte que tuvo de salir relativamente ileso de la caída.

Ante el anuncio de su accidente, los fans desearon una “pronta recuperación” al cantante, mientras que otros usuarios se interesaron por los detalles del accidente. De hecho, uno de sus seguidores le preguntó directamente cómo se las había arreglado para caer de un helicóptero y escapar con sólo una herida en la nariz y un labio partido: “¿Quién sabe?”, respondía el cantante

Además, otro seguidor también se ha interesado por la distancia desde la que había caído el cantante, a lo que Liam Gallagher bromeó: “100 mil pies” (30.000 metros).

El artista de Manchester no perdió el sentido del humor a pesar de tener el rostro ensangrentado y la nariz rota. De hecho, aseguró que su destrozo de cara podría ser “foto de la portada del próximo álbum. Vamos, nariz”.

Fuente: Interproducciones