Todos quieren manejar al mundo de la música.

Tears for Fears anunció la salida de The Tipping Point, su primer disco de estudio después de 17 años. El histórico dúo de new wave y synthpop británico que formaron el guitarrista Roland Orzabal y el bajista Curt Smith compartió el single adelanto, que también da nombre al álbum que saldrá a la venta el 25 de febrero del 2022 (y que podés escuchar al pie de esta nota). Si bien habían lanzado algunas canciones hace unos años, este disco será el primero desde Everybody Loves a Happy Ending, su trabajo del 2004, después de una pausa en la que la geografía y la vida familiar los había mantenido alejados.

En la presentación del single, los integrantes de Tears for Fears hablaron sobre su actualidad y sobre volver a trabajar juntos. “Cuando te conocés tanto y trabajaste tanto juntos como nosotros, existe un vínculo que se vuelve familiar. Es diferente a una amistad”, dijo Curt Smith. “Incluso es diferente a un matrimonio. Es literalmente como si fuera tu hermano. Es el tipo de vínculo que realmente no podés romper. A veces puede desmoronarse. Te separas por períodos, lo que también creo que es saludable. Pero al final, parece que siempre volvemos a encontrarnos”. “Tomó años, pero algo sucede cuando juntamos nuestras cabezas”, dijo Roland Orzabal. 

Para The Tipping Point, Tears for Fears decidió trabajar junto a Charlton Pettus, un conocido colaborador del grupo. Sacha Skarbek y Florian Reutte, productores y compositores, se sumaron luego para el trabajo del single, una canción oscura y teñida de muerte, inspirada en el fallecimiento de Caroline, la esposa de Orzabal, en 2017. “Llegó en un momento en que mi esposa estaba muy enferma. La estaba viendo convertirse en un fantasma de su antiguo yo. Así que el narrador de la canción está en la sala de espera de un hospital mirando a la gente que está a punto de cruzar el umbral que llamamos muerte”, le dijo el guitarrista a Rolling Stone.

La esperada vuelta de Tears for Fears en este siglo pasó por un intento de trabajo junto a productores de hits actuales, algo que no resultó tal como esperaba el dúo. Fue entonces que, tal como en sus inicios, Orzabal y Smith se sentaron en un estudio de grabación con sus guitarras para componer como antes. Para eso y para la construcción final del disco, la colaboración de Pettus fue clave. “Por primera vez en mucho tiempo, sentimos que teníamos a alguien en nuestro rincón que entendía lo que estábamos tratando de hacer”, dijo Orzabal. “Fue la primera vez en mucho tiempo que dijimos ‘tenemos que hacer esto’”.

Fuente: Radiohits