Basada en el libro de Ben Macintyre, esta película protagonizada por Colin Firth y Matthew Macfadyen sigue a dos oficiales de inteligencia británicos que idean un descabellado plan para engañar a los nazis y cambiar el curso de la Segunda Guerra Mundial

El catálogo de Netflix está repleto de producciones basadas en hechos reales. Una de ellas es El arma del engaño (Operation Mincemeat), cinta británica dirigida por John Madden que acaba de arribar al servicio de streaming y ya está entre los contenidos más vistos por los usuarios.

Basada en el libro de Ben Macintyre, esta película protagonizada por Colin FirthMatthew Macfadyen sigue a dos oficiales de inteligencia británicos que idean un descabellado plan para engañar a los nazis y cambiar el curso de la Segunda Guerra Mundial. La sinopsis del film indica:

Es el año 1943. Los aliados están decididos a arrebatarle a Hitler el dominio sobre la Europa ocupada y planean un ataque sin cuartel en Sicilia, pero se enfrentan a un difícil desafío: ¿cómo proteger una fuerza de invasión masiva de una posible masacre? Hacen falta dos agentes de inteligencia excepcionales -Ewen Montagu y Charles Cholmondeley- para idear la estrategia de desinformación más inspirada e insólita de la guerra, con su eje en el más inconcebible de los agentes secretos: un hombre muerto

Como bien indicamos al inicio de este artículo, esta cinta está inspirada en hechos reales, más precisamente en la conocida “Operación carne picada”, un plan británico para convencer a las tropas alemanas de que los Aliados iban a invadir Grecia en lugar de Sicilia. Para lograrlo, falsificaron documentos sobre los planes de los Aliados y los arrojaron al mar (en Huelva) junto con el cadáver de un hombre al que hicieron pasar por integrante de la Marina Real.

Ewen Montagu y Charles Cholmondeley tomaron el cuerpo de un joven de 34 años llamado Glyndwr Michael y lo hicieron pasar por el comandante William Martin. Posteriormente, lo dejaron en las costas españolas junto a estos documentos falsos que indicaban una invasión de los Aliados a Grecia. Los alemanes, que le dieron veracidad al hallazgo, dividieron sus fuerzas en el Mediterráneo, lo que facilitó posteriormente la invasión de Sicilia.