Un día como hoy, The Smashing Pumpkins editó su cuarto álbum.


“Adore” vio la luz a principios de junio de 1998, significando un nuevo período en la historia de la banda. El éxito planetario de “Mellon Collie and the Infinite Sadness” (1995) elevó a la banda a otro sitial: reconocimiento absoluto, premiaciones, conciertos en todo el mundo y los excesos. A tal punto, que en 1996 la tragedia tocó su puerta: una fanática muerta en Dublín y la sobredosis por heroína del baterista Jimmy Chamberlin y el tecladista Jonathan Melvoin, falleciendo este último y provocando su despido.

Con sonidos totalmente alejados de las guitarras de sus anteriores producciones, “Adore” mostró una inclinación por la electrónica, costado que Corgan seguiría cultivando en los años venideros. Con invitados como Matt Cameron (Soundgarden, Pearl Jam) y Joey Waronker (Atoms for Peace, Beck, R.E.M.), el disco posibilitó la primera gira de Smashing Pumpkins a Sudamérica, llegando a Chile, Argentina y Brasil, país que la banda ya visitó, a principios de 1996. Con Ava Adore y Perfect como sus singles de más alta rotación, “Adore” desconcertó a la crítica y los fans, recibiendo muchas críticas en su momento. “Habría hecho un disco más opaco, más denso, más difícil de alcanzar… Tal vez es como un disco de Lou Red, Berlin, donde debes sentarte un rato, digerirlo y tal vez alejarte de la política por un rato”, comentó Corgan a fines de 1998 sobre la recepción de la obra.   “Al final del día, si la gente no se conecta con Adore, esa es mi responsabilidad. Pero en quince años, si alguien me detiene y dice: ‘Adore es el mejor disco que has hecho’, me voy a caer de risa”, aseveró el líder del grupo en aquella época.

FUENTE: Rockaxis