Por Ignacio Hutin
Areté. 176 páginas

¿La invasión de Ucrania es una lucha política entre Putin y la OTAN, un conflicto étnico por la anexión de sus ciudades o una enemistad profunda que incluye a comunistas, separatistas y neonazis? 

La respuesta es tal vez un poco de todo ello. Y bien lo explica este libro del periodista argentino Ignacio Hutin, que se editó apenas unos meses antes de iniciarse la guerra que hoy mantiene en vilo al mundo entero.

Magíster en Relaciones Internacionales y especializado en los Balcanes, Europa oriental y la Eurasia post-soviética, el autor realizó un peligroso pero admirable trabajo de campo en la zona entrevistando a soldados de todos los bandos en disputa, una tarea que vuelca en el texto a través de capítulos casi biográficos con cada uno de ellos, con quienes vivió en búnkeres en 2017.

Las provincias de Donetsk y Lugansk (en la región del Donbass, este de Ucrania) son el meollo de la cuestión, ya que están pobladas mayoritariamente por habitantes rusófonos que no quieren saber nada con el gobierno central, al que acusan de cometer crímenes de lesa humanidad. 

“Yo no quiero que esto vuelva a ser parte de Ucrania” dice Nadia, una ciudadana de Lugansk, en uno de los testimonios. “¿Cómo se vuelve cuando tu propio país te dispara? Yo soy una empleada pública, y todos los trabajadores de la administración pública son terroristas para Kiev”, agrega furiosa.
Hutin confirma esta mirada cuando dice que los nacionalistas ucranianos (apoyados por EE.UU. y Europa) no los ven como sus compatriotas, ya que “esa lógica derivó en una simplificación: el enemigo es una amalgama entre invasores y terroristas”.

Este complejo escenario no pudo ver la luz ni siquiera con los Acuerdos de Minsk, que intentaron poner punto final al diferendo pero que fueron violados sistemáticamente por todos los involucrados (incluso con matanzas y torturas). 

Sin embargo, este volumen no se queda sólo en lo bélico y explica también las relaciones sociales y culturales que unieron a ucranianos y rusos, ya que los pueblos estuvieron unidos durante la mayor parte del siglo XX hasta la caída del Muro de Berlín. 

En la actualidad estas relaciones están totalmente fracturadas por la invasión del Kremlin, lo que obligó al autor a relanzar una segunda edición con reportajes exclusivos y actualizados, pero manteniendo el eje central.

“El Donbass se ha convertido en una pequeña II Guerra Mundial en la que hay nazis y comunistas, pero también en una renovada guerra fría a escala que enfrenta a Moscú y Occidente”, define.

Por: Sebastián Muzi / La Prensa